Círculos de Mujeres

Un Círculo de Mujeres es un espacio seguro donde una profunda transformación y empoderamiento puede acontecer, si estamos listas para permitirnos esa transformación.


– CÍRCULOS EN HOLANDA –

Entre abril del año pasado y agosto de este año, tuve la dicha de facilitar 16 encuentros mensuales de nuestro Círculo de Mujeres. Encuentros alrededor de la Luna Nueva, con temas inspirados en la astrología del momento y el signo en que en cada ocasión esa luna se encontraba.

Las temáticas fueron variadas puesto que los 12 signos de zodiaco representan diferentes arquetipos o energías por las que el alma “viaja” y que, equilibrados, representan la plenitud.

Hubo encuentros más emocionales, donde por ejemplo, trabajamos y contactamos con nuestra niña interior y con nuestra infancia o con nuestra faceta más espiritual. En otras ocasiones hablamos en sobre cómo experimentamos la necesidad de poner límites sanos a las personas que nos rodean y trabajamos nuestras relaciones como Espejos. Trabajamos también temas de comunicación de nuestras necesidades y deseos,  entre muchos otros. Incluso hubo encuetros en loq ue nuestra parte más guerrera salió a la luz y marcó el encuentro.

Estoy profundamente agradecida con cada una de las mujeres que se acercó en algún momento a este Círculo. Por supuesto agradezco de una manera muy especial a las bellas compañeras que asisitieron con asiduidad y que hicieron de esta oportunidad un momento a reservar en la agenda para dedicarse un valioso “me time” de crecimiento compartiéndolo un domingo al mes con las demás en Rijswijk.

 

Por última ocasión, al menos por ahora, quiero saludar y agradecer al corazón del cielo, al corazón de la tierra y sus cuatro puntos cardinales, y al ser divino que habita dentro de cada una de nosotras.

Que nos hayamos sabido seguras y confiadas, para que todo lo ahí vertido haya estado exclusivamente a favor de los más altos fines y para el mayor bien de todas nuestras relaciones.

Que éste haya sido un espacio donde lo que se se expresó como confidencia, se mantenga como tal. Que estemos conscientes de que la manera en que interpretamos lo que oímos y experimentamos, nos pertenece y que se deriva de nuestra propia visión y experiencias. Nada más y nada menos.

 

Gracias por la confianza, el apoyo y por todo su entusiasmo. Gracias por atreverse al silencio, a la risa, a las lágrimas cuando las hubo, a la auto observación y a la reflexión. Gracias por la escucha respetuosa hacia las demás y gracias por todo lo compartido en tan bello ambiente de respeto y cordialidad.

Gracias a todas por haberse presentado cada vez más desde el corazón, cada vez más sin máscara. Ha sido un privilegio acompañar a esta tribu de mujeres fuertes y radiantes y ver cómo de manera paralela al Círculo, algunas de ustedes iniciaron unos procesos preciosos de autodescubrimiento y transformación.

Y así, con el corazón llenito de agradecimiento y alegría, me preparo para dar un paso más en mi llamada personal de misión y servicio, para compartirme de una nueva manera y seguir acompañando mujeres en su crecimiento y en el reconocimiento de la luz que son.

Gracias, gracias, gracias.

 


¿Qué es un círculo de mujeres?

Los Círculos de Mujeres son una oportunidad para reconectar con nosotras mismas y con nuestra sabiduría femenina a través de herramientas como meditaciones, visualizaciones y prácticas de reflexión tanto individual como compartida en el círculo.

Hay una facilitadora que propone el tema o las actividades, pero el conocimiento en realidad, lo aportamos entre todas. Son encuentros que movilizan nuestra energía de una manera sutil.

Hay todo tipo de círculos. Los que yo facilité tenían un fundamento astrológico. No son clases de astrología, ni tenías que creer en ella, básicamente era la manera en la qeu organizaba la temática y la energía que a trabajar en cada encuentro. Aunque lo cierto es que a medida que el tiempo fue pasando, el tema de la astrológía o la energía del momento fue tomando relevancia en los encuentros.

Nuestro circulo contaba también con ciertos elementos tomados del chamanismo o de los usos indígenas, que ayudaban a crear un ambiente que invitaba a que el encuentro no fuera tomado sólo desde lo intelectual ni meramoente como un encuentro social.