Publicado en Círculos de Mujeres, Motivación, Programa online

21 días acompañándonos en la práctica de Un Curso de Milagros

21 días acompañándonos en la práctica de Un Curso de Milagros

Círculo Online vía Whatsapp

Mientras mantenemos las precauciones adecuadas de salud física y cuidamos nuestro cuerpo, al prójimo y al colectivo, podemos también ser vigilantes con nuestra mente.
De corazón considero estos tiempos como una oportunidad para hacerlo, porque considero CUALQUIER MOMENTO como una oportunidad para ello.

He estado deseando encontrar una manera para ofrecer acompañamiento, esperanza y #tribu en estos tiempos de #socialdistancing e #incertidumbre a quienes se animaran a acompañarnos un poco. De dicho deseo nació esta idea.

Si deseas iniciar con #UCDM por primera vez, si deseas retomar su estudio o ejercicio pero lo has estado postergando, o si sientes que antes no era tu momento, ésta invitación es para ti.

El libro de #UCDM es tan grande que a muchas personas les da cosita iniciarlo. Creen que jamás lo terminarán, que no tendrán tiempo o que seguro que está bien complicado.

Sin embargo, como el mismo libro establece, es la práctica de los ejercicios lo que permite alcanzar el objetivo del curso. De ahí nace esta iniciativa de, en grupo, animarnos y ‘tomar al toro por los cuernos’.

Los ejercicios son muy claros y no requieren ninguna preparación previa. Es decir, que puedes directamente realizarlos aún si no has leído el texto que es el marco de referencia, e incluso si no piensas aún empezar a hacerlo.

Entonces, el Círculo consiste en que cada día por 21 días compartiré en el grupo de Whatsapp uno de los ejercicios del libro junto con un breve audio de orientación. Empezando por el ejercicio número 1 hasta llegar al 21.

Eres libre de llevar tu propio ritmo: ponerte con un ejercio nuevo cada día o repetir un ejercicio el número de días que desees aunque en el grupo estemos compartiendo uno diario. Eso sí, tal como indica el libro, por día no deberás hacer más de un sólo ejercicio.

¿Qué necesitas para participar?

  1. Contar con el libro, ya sea en versión impresa o PDF.

Ahí encontrarás la descripción exacta del ejercicio y podrás dirigirte si deseas al Texto o a consultar las preguntas y respuestas del Manual del Maestro, también incluídos en el mismo tomo (de ahí que está tan grueso).

  1. Teléfono Móvil con acceso a internet y a Whatsapp y acceder al grupo.
  2. Dedicación diaria según el nivel de compromiso que elijas.

Nivel de compromiso
Tener claro tu nivel de compromiso, realista, te ayudará a sentirte bien y a mantenerte enfocado.

Compromiso Medio: 1 ejercicio al día + escuchar audio correspondiente de max. 5min.

Compromiso Avanzado: 1 ejercicio al día + escuchar audio correspondiente de max. 5min. + lectura del texto (por tu cuenta y a tu velocidad)

Ahora bien, ¿por qué hacer un círculo de 21 días, si #UCDM tiene 365 ejercicios?

– Pues porque por algún lado se empieza.

– Porque 3 semanas (21 días) vienen siendo el tiempo que por el momento sabemos que #nosquedamosencasa, por lo que me pareció adecuado.

– Porque se dice que 21 días son los que se necesitan como mínimo para establecer un nuevo hábito. Así que ya teniendo el hábito, te será fácil continuar por tu cuenta.

– Y porque, en estos tiempos de cambios y adaptación, 21 días me parecen un periodo honesto y viable para comprometerme a acompañarte con esta dinámica.

Entonces, esto es lo que puedes esperar en estos 21 días:

  1. Comunicación diaria vía Whatsapp, compartiendo los ejercicios y reflexiones.
  2. Encontrarte a ti misma así como algunas satisfacciones, algunas sorpresas y, probablemente, algunas resistencias internas (podrás compartirlas en el grupo).

Datos:
✧ UCDM Círculo Online vía Whatsapp

✧ Del 13 de abril al 3 de mayo

🦋 Si resuenas con la propuesta, contáctame para realizar agregarte al grupo.

🦋 Si crees que puede interesarle a alguien que conoces, por favor compártele este post.

🦋 Siénte libre y comparte tus preguntas.

Publicado en Círculos de Mujeres, Consciencia y Maternidad, Motivación, Reflexiones del Corazón

Maternidad: sueños, desafíos y el momento presente

Estoy prontita prontita a iniciar la Formación de Expertas en Acompañamiento a la Maternidad Consciente y a la Crianza Respetada, impartida por la Psic. Mónica Serrano Muñoz, a quien hace relativamente poco descubrí “casualmente” gracias a un post de un contacto en Facebook.

El tema y el approach de Mónica me súper llama, y como muchas saben, la maternidad –alcanzarla y ejercerla conscientemente- ha sido y es un parteaguas físico, psíquico, emocional y espiritual impresionante en mi vida.

“El camino con y por ella ha puesto al descubierto y hecho nítido que yo, si desconectada de mí misma, no soy la mejor versión para ser su guía, pues así no podré transmitirle y mostrarle los dones que dicha conexión ofrece.

Por eso, hoy deseo más que nunca ser mi mejor versión, lo cual empieza por creer en mí misma, valorarme, tenerme paciencia ante las dificultades y saber perdonarme en mis “fallas”.

Procurarme yo misma eso que de los demás anhelo: ser vista, escuchada, reconocida y aprobada. Darme amorosamente mi lugar y dárselo a mis necesidades y deseos. Nutrirme y cuidarme. Y no sólo de dicho o allá en una vaga teoría, sino en mi conducta, mis decisiones y mis actos.

Porque como le digo a mi hija cuando la estoy atendiendo y necesito hacer una pausa, por ejemplo para ir al baño:

“¿Sabes cariño? Mamá también es importante.”

Bueno, en realidad también me lo estoy diciendo a mí misma.

Porque esto del autocuidado no es siempre fácil, me parece.

Pero el intento re vale la pena, ¿no crees?”

Martha Constanza García, junio de 2017.

Ser mamá, para mí, es algo altamente transformador y motivador… aunque hay muchos momentos en el día a día de mi ser madre, en que me siento rebasada, cansada, perdida y no calificada para la tarea, la cual a veces me parece tan, tan ardua.

Entonces, en momentos así, pienso que si no será que soy un fraude y que no sé a quién es que pretendo engañar hablando de crianza respetuosa o pretendiendo acompañar a mamás que, como yo, desean serlo de una manera presente y consciente.

Sin embargo, incluso en los momentos más duros o de dudas, hay una vocecita en mi interior que me recuerda mi intención y mi compromiso. Pienso que en realidad es admirable el levantarse de los lugares, a veces solitarios, de los cuales las madres muchas veces hemos de levantarnos, para seguir dando y haciendo lo mejor que podemos por nuestrxs hijxs y seres amados.

Y es que además sé que no estoy sola. Que no soy la única que pasa por estas crisis y sube y bajas emocionales. Y es este sentir de conexión con otras mujeres que anhelan y buscan ser madres, o con mamis que también día a día, se encuentran con los desafíos del cuidado de los hijos – además como es mi caso, en un país y cultura distintos a los nuestros de origen. Lejos de nuestra propia red de familia, amistades de siempre, identidad y recursos previos- el que me inspira.

Y entonces es así, con todo y todo, que me animo a convocar a este taller para mamás el cual tendrá la forma tan amada por mí de Círculo: Inspiradas por auna meditación y tras algunos ejercicios, reflexionaremos en privado y compartimos experiencias e insights durante nuestro círculo de la palabra. Se trata de un espacio para reflexionar y comunicarse con compasión, libertad y empatía.

Eres muy bienvenida a acompañarnos y conformar juntas este espacio de respeto y sororidad, para serntirnos escuchadas y escucharnos las unas a las otras, pero sobre todo para escucharte a ti misma, la voz de tu corazón y tu sabiduría interior.

Martha Constanza García

19 de mayo de 2019

©copyright

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS, GRACIAS POR COMPARTIR ESTE TEXTO RESPETANDO LA AUTORÍA
Publicado en Círculos de Mujeres, Reflexiones del Corazón

Escucharnos, sentirnos, respetarnos

La mayoría de nosotros sobrevaloramos nuestra propia opinión sobre la vida y problemas de las otras personas.

Ya sea como una malentendida generosidad o por pura verborrea como le dicen, la verdad es que muchas, muchas veces no son opiniones ni “soluciones” lo que nuestros seres queridos necesitan.

Si, cuando escuchemos a alguien contarnos una situación difícil o disyuntiva por la que está pasando, nos ponemos las pilas y nos ceñimos a escucharle y hacerle sentir escuchado, no estaremos subestimando a los demás ni a su sabiduría interna y sí estaremos contribuyendo a tener relaciones más armoniosas y nutricias.

Esto es algo que practicamos en nuestros Círculos de Mujeres, donde la invitación cada vez es a dejar la charla meramente social para allá afuera y declarar entre todas ese espacio como sagrado, es decir, de profunda conexión.

Siendo conscientes de que hablamos e interpretamos lo que oímos desde nuestra propia visión y experiencias, nada más y nada menos, nos abstenemos de aconsejar, contradecir o corregir a aquellas entre nosotras que desean hacer uso de la palabra.

Por esto también cada una habla en primera persona, sobre sí misma, sus experiencias, su vida y reflexiones.

La verdad es que es una belleza, porque además desde el incio intencionamos que todo lo vertido ahí, lo sentido, escuchado y pensado sea para el mayor bien nuestro y de todas nuestras relaciones.

Martha Constanza García

22 de abril de 2019

©copyright

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS, GRACIAS POR COMPARTIR ESTE TEXTO RESPETANDO LA AUTORÍA

Imagen: Pixabay