Publicado en Reflexiones del Corazón

Quisimos querernos

Quisimos querernos, pero no funcionó.

Nos atraíamos, nos conveníamos.

Pero el intento, en poco quedó.

 

Quise jugar a niña buena y en el fondo

a ella en mí inconscientemente querías ver.

Aunque sí, te gustaba que además de apoyarte,

lo que te era conocido un poquito desafiaba.

 

Muy pronto quisimos creer en un nosotros

y una historia juntos fabricarnos.

Pero la realidad bien rápido los ojos nos abrió.

 

Los dos sabemos que tú eras de costumbres y raíces.

Y yo, con la mirada en el vuelo progresaba.

Así que pronto de nuevo, todo en mutua admiración quedó.

 

Y de esto han pasado ya mil años. Un tierno y fugaz cometa.

Gracias por acercarte y por el brillo en tus ojos al mirarme.

 

Gracias también por todo aquello que, pudiendo ser, no fue.

Porque fuimos uno para el otro un breve puente. Y no un destino.

Recapitulo agradecida y me voy a continuar con lo que hoy es mío…

 

Martha Constanza García

 

©copyright

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS, GRACIAS POR COMPARTIR ESTE TEXTO RESPETANDO LA AUTORÍA

 

Imagen: Pixabay

Autor:

Ojos para lo sutil, voz para lo profundo. Amalgama de sentires y reflexión. Entusiasta de las redes. Vivo y dejo vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s