Publicado en Consciencia y Maternidad

Niñas buenas, mujeres discretas: las medallas que nos otorgó el patriarcado

Captura de pantalla 2017-04-04 09.56.53

Cuenta la leyenda que nos criaron madres patriarcales que nos han enseñado cómo actuar para ser aceptadas.

Mientras ellas mismas se mantenían desconectadas de sus necesidades y deseos.

¿Y cómo no, si ellas también crecieron siendo niñas buenas o niñas heridas y enojadas

que demasiado pronto aprendieron a alejarse de su ser, de sí mismas, para sobrevivir?

 

Y así siempre se nos apreció porque fuimos niñas buenas, serviciales, complacientes.

 

También están nuestros padres, quienes desafiados por nuestra propia visión,

nos acusaron más de una vez de escandalosas, vanidosas, hipersensibles.

¿Y cómo no, si ellos también un día fueron niños de sensibilidad reprimida que

debían proteger la moral de la familia, vigilando a sus hermanas de cualquier acto “impío”?

 

Y así supimos que deberíamos convertirnos en mujeres fuertes, discretas y decentes.

 

Y pues quizá podemos remontarnos algunas generaciones de emociones controladas, congeladas.

Sacrificio disfrazado de servicio de donde se forjó lo que nos han enseñado es el precio de “pertenecer”.

Qué dolor saber que hay partes de nuestro ser que hemos preferido esconder

para no ver en los ojos de nuestro padre la tristeza, decepción o deshonra

que al parecer le causa nuestro atrevimiento, decisiones o libertad.

 

Qué dolor sentir que a mamá la traicionamos, la herimos, la abandonamos

cuando nos separamos de la línea que marcó su propia vida, cuando con atrevimiento

y sin pedir permiso nos escuchamos, nos liberamos, nos autocuidamos.

 

Y ya sea que nuestros padres ya no estén, vivan al lado o muy lejos,

el camino a la conciencia, integridad y libertad pasa sí o sí por enfrentar ese dolor.

 

Para así atrevernos a amar nuestra naturalidad, vulnerabilidad y fuerza.

Y podernos convertir en mujeres y madres un poquito menos patriarcales.

 

Martha Constanza García

16 de febrero de 2017

Todos los derechos reservados, es posible compartir este texto respetando completamente la autoría

www.facebook.com/empoderamientoconempatia

Imagen: Pixabay

Autor:

Ojos para lo sutil, voz para lo profundo. Amalgama de sentires y reflexión. Entusiasta de las redes. Vivo y dejo vivir.

2 comentarios sobre “Niñas buenas, mujeres discretas: las medallas que nos otorgó el patriarcado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s